evitar-crecimiento-cannabis

Cómo evitar el espigamiento de las plantas de marihuana

En el post de hoy vamos a ver como evitar el espigamiento de las plantas de marihuana. El espigamiento es un término que se usa para referirse al crecimiento elevado de los tallos de la marihuana y que afecta negativamente al resultado de las cosechas.

Se trata de un problema muy frecuente que hace que las plantas crezcan pobres y larguiruchas y, a consecuencia de esto, se balanceen y sean físicamente inestables. Para controlar el espigamiento del cannabis es necesario comprender la interacción de las plantas con el entorno en el que viven.

¿Por qué se estiran las plantas?

evitar-crecimiento-cannabis

Unas de las principales razones por las que las plantas se estiran se debe a las cepas. Los distintos genes de cada una les hace crecer en mayor o menor medida.

Mientras que las cepas índicas son mas frondosas y crecen menos, la sátiva suele experimentar un crecimiento elevado durante la primera fase de floración que puede llegar a superar los dos metros en ciertas variedades. El crecimiento de la planta no es perjudicial hasta cierto punto.

Si el crecimiento de la planta es muy elevado podría hacer que se redujera el peso de la cosecha final,  que los entrenudos sean muy largos o tener una menor producción de flores (siendo estas de menor calidad). Por tanto, es importante elegir el tipo de variedad si se quiere prevenir el crecimiento excesivo del cannabis.

Si no hemos planeado el espigamiento de las plantas de marihuana tendremos que reorganizar el cultivo, adaptándonos a la altura de las plantas para conseguir el máximo rendimiento de ellas. Si las plantas son de exterior presentan varios problemas. Por un lado, la posibilidad de que las plantas estén a la vista. Por otro, la debilidad de las ramas contra vientos fuertes.

¿Cómo evitar el espigamiento de las plantas de marihuana?

Genética

Es el principal factor a tener en cuenta cuando queremos evitar que las plantas crezcan desproporcionadamente desde antes de plantarlas. Las variedades índicas son más arbustadas y su distancia internodal es mas corta que las de la variedad sátiva, que tienden a alargarse más.

Exposición a La Luz

evitar-crecimiento-acelerado-plantas-cannabis

La exposición a la luz puede ser una de las principales causas del espigamiento de la planta. Y es que la exposición insuficiente a la luz hará que las plantas aceleren su crecimiento para acercarse al foco de luz.

En interior, una mala iluminación puede hacer que el espacio se vuelva demasiado poblado y arruine el rendimiento de la planta. Proporcionar una iluminación suficiente limitará el crecimiento del tallo pero ten cuidado al acercar demasiado la luz a las plantas puesto que puede provocar tallos muy estirados y, en consecuencia, limitar la producción de la cosecha.

Además de la distancia a la fuente de luz, el tipo de luz utilizada afectará también al crecimiento de tu planta. Las luces cálidas dan lugar a tallos más finos y alargados, mientras que las luces frías consiguen un desarrollo de la planta mas horizontal y una menor altura. Una vez lista la planta para su fase vegetativa, podemos usar lámparas de halogenuros metálicos para evitar que esta crezca con unos tallos muy largos.

Temperatura del cultivo

Cuando la diferencia de temperatura diurna y nocturna de las plantas es elevada producen una mayor cantidad de giberelina. La giberelina es una hormona de crecimiento involucrada en el desarrollo de vegetales que estimula el crecimiento del tallo de las plantas. Lo ideal es mantener las temperaturas con una diferencia masiva de 5ºC entre día y noche.

Ventilación.

crecimiento-cannabis

La ventilación puede ser de ayuda para evitar el espigamiento de las plantas de marihuana. El uso de ventiladores oscilantes junto a extractores de aire para cultivos de marihuana  pueden ser de gran ayuda. El viento producido por los ventiladores hará que la planta crezca fuerte y el crecimiento sea más compacto.

Podar, doblar o moldear las plantas

Siempre podemos optar por el método mas tradicional: podar, doblar y atar las puntas de las ramas. Con este método minimizaríamos la altura de las plantas y se maximizaría la producción de las mismas.

El principal problema es que para esto necesitamos espacio. Si no se dispone de él, la mejor opción es limitar el crecimiento vertical de las ramas mediante la poda de las mismas y potenciar el crecimiento horizontal. Otro punto en contra de este método es que el podado puede hacer que muchas plantas tarden unos días en recuperar su estado normal de crecimiento.

Esperamos que este articulo os haya ayudado a saber cómo evitar el espigamiento de las plantas de marihuana.

No dudéis en compartir vuestra dudas y experiencias con todos nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *