cultivar-semillas-autoflorecientes

Consejos para cultivar semillas autoflorecientes en exterior

Si quieres cultivar marihuana autofloreciente en exteriores y no tienes idea de cómo hacerlo, no te preocupes, aquí encontrarás todos los consejos para que tengas una gran cosecha. Las semillas autoflorecientes crecen rápido y no se caracterizan por dar muchos problemas, además no debes preocuparte demasiado por su tamaño. ¿Quieres conocer más acerca de cómo cultivar semillas autoflorecientes en exterior? ¡Te lo explicamos!

Ventajas de cultivar semillas autoflorecientes en exterior

ventajas-cultivar-semillas-autoflorecientes

Al estar expuestas al sol la cosecha suele ser más abundante y sus cogollos de mayor tamaño.

  • En una temporada puedes obtener varias cosechas.
  • Dependiendo del clima, las puedes cultivar en cualquier época del año.
  • Al crecer tan rápido son menos vulnerables a las plagas.
  • Ocupan poco espacio.
  • Es un cultivo discreto por su pequeño tamaño.

¿Qué debes tener en cuenta antes de comenzar con tu cultivo?

cultivar-semillas-autoflorecientes-exterior

Al tratarse de plantas de crecimiento rápido debes minimizar los errores. Si, por ejemplo, alguna planta cae enferma no tendrás tiempo suficiente para que se recupere y consiga darte una buena cosecha.

  • Debes asegurarte de tener tiempo para atender el cultivo.
  • Utiliza buenos fertilizantes.
  • Si vives en una zona de fría y lluviosa, deberás elegir una variedad autofloreciente que soporte las temperaturas bajas y resista al moho.

Más información: Moho en plantas de marihuana: Cómo identificarlo y prevenirlo.

¿En qué época del año puedo plantar las semillas autoflorecientes?

marihuana-primavera

Las semillas autoflorecientes no dependen de los ciclos de luz diurna. Esto quiere decir que puedes sembrarlas en cualquier momento. Si vives en un lugar donde no hay temperaturas muy bajas podrás sembrar en cualquier época del año.

En general, las plantas crecen más saludables cuando reciben 10-12 horas de luz solar. Por esta razón, es mejor plantar semillas en primavera, preferiblemente entre finales de abril y principios de mayo, ya que los días son más largos y beneficia al crecimiento de tus plantas. Plantándolas en el mes de mayo podrás cosecharlas a finales de julio y volver a plantar a principios de agosto. Si vives en una zona cálida podrías obtener hasta 4 cosechas en un año.

Si en cambio vives en un lugar frío y lluvioso, te recomendamos plantar justo a finales de primavera y asegurarte de que no corren el riesgo de recibir heladas. No puedes sembrar demasiado tarde, ya que tus cultivos pueden florecer en temporada de lluvia. Así que, la mejor época para plantar tus cultivos dependerá del clima en tu zona, es muy importante que tus autoflorecientes reciban suficiente luz solar y evitar plantarlas en épocas frías y lluviosas

¿Cómo cultivar semillas autoflorecientes en exterior?

germinar-semillas-marihuana

Germina las semillas

El primer paso, como no puede ser de otra forma, será germinar tus semillas autoflorecientes. Una de las formas más comunes para germinar las semillas es usando papel absorbente o colocándolas en un vaso con agua. También es recomendable colocarlas directamente en la maceta final. Lo mejor es no trasplantarlas, ya que puede afectar a su crecimiento o reducir la cosecha.

Prepara el lugar donde vas a cultivar

Si optas por cultivar semillas autoflorecientes en un recipiente, es necesario que te asegures de que sea lo suficientemente grande. Aunque esta planta no tiene problema para crecer en una maceta pequeña como otras plantas fotoperiódicas, lo ideal es no restringir su crecimiento.  Un recipiente de 7- 15 litros bastará. Y recuerda que este debe ser su recipiente final.

Por otra parte, si decides sembrar las semillas directamente en el suelo, ten cuenta que la tierra puede que no sea la adecuada. Probablemente carezca de nutrientes, o que no drene lo suficiente microorganismos dañinos para tus plantas. El secreto de los cultivadores de exterior es cavar hoyos para sus cultivos, además de rellenarlos con una tierra adecuada y con todos los nutrientes antes de plantar las semillas.

Riego del cultivo y fertilizante

Al ser una planta pequeña no necesita tanta agua, pero de igual forma debes asegurarte de que no le falte. Una vez más, el clima será importante, ya que de él depende la cantidad y la frecuencia de riego de tu cultivo. Es importante que evites regar en exceso.

Los fertilizantes también juegan un papel importante, pero debes tener mucho cuidado con las cantidades. Una sobrefertilización puede dañar tus cultivos. Comienza con una dosis de ½ o ¾. Si vas a pasar un tiempo de vacaciones alejado del cultivo, lo mejor es que uses fertilizantes de liberación lenta. De esa forma te aseguras de que tus plantas están recibiendo lo que necesitan, solo debes asegurarte de que no les falte agua.

Cosecha

Algunas plantas de cannabis autoflorecientes pueden dar su primera cosecha en solo 50 o 60 días, pero otras tardan hasta 80. Será muy fácil saber cuándo ha llegado el momento de la cosecha. Al igual que ocurre con las variedades fotoperiódicas, los primeros pistilos blancos de los cogollos comenzarán a volverse marrones

Otra forma de saber con seguridad que ya es tiempo de cosecha es examinando de cerca los tricomas de tus autoflorecientes. Son esas pequeñas protuberancias en forma de seta que aparecen en las hojas o cogollos de azúcar que van a pasar del color blanco al ámbar. Esa es la señal de que es tiempo de cosechar.

Problemas frecuentes en los cultivos de autoflorecientes

plagas-marihuana-autoflorecientes

Plagas

Anteriormente dijimos que esta planta es menos vulnerable ante las plagas de la marihuana, sin embargo, lo mejor es que no te confíes y las revises constantemente, en caso de notar que está infectada de mosca blanca o pulgones puedes utilizar jabón insecticida o aceite de Neem. No es necesario recurrir a pesticidas sintéticos.

Animales

Al ser un cultivo al aire libre corre el riesgo de atraer la atención de animales, como gatos, ciervos o aves. Es recomendable proteger el cultivo con jaulas de alambre o cañas de bambú en caso de que hayas cultivado en una zona frecuentada por este tipo de animales.

Personas

Aunque el cannabis autofloreciente es difícil de descubrir debido a su tamaño, aún corres el riesgo de que alguien descubra tus plantas y no le importe meterse en problemas para robarlas. Para que esto no suceda, debes cultivar en una zona poco transitada y alejada de caminos. También puedes camuflarlas con otros cultivos como flores, hierbas o verduras lo que a su vez ayudará a mantener las plagas alejadas.

Esperamos que estos consejos puedan servirte de ayuda para conseguir cultivar semillas autoflorecientes y obtener una buena cosecha. ¡Hasta otra, cultivadores!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *