Tu carrito
No hay más artículos en tu carrito

Envíos anónimos y gratis a partir de 30€ | Entrega en 24-48h

Tu carrito
No hay más artículos en tu carrito

Marihuana en invierno ¿Cómo cultivar en exterior e interior?

Las plantas de cannabis son plantas cuyo desarrollo se realiza de forma óptima durante la época de primavera y el verano, estando preparada para su cosecha en otoño y en invierno. En invierno, su desarrollo no es el mismo. Sin embargo, si residimos en un lugar donde las temperaturas no son muy bajas en invierno, también podremos cultivar marihuana con unos muy buenos resultados. Te contamos algunos trucos para cultivar marihuana en invierno.

M. Guzmán
Actualizado: 10/04/2023 11679
Marihuana en invierno ¿Cómo cultivar en exterior e interior?
Compartir:

Cultivo exterior en invierno

Lo primero que debemos saber es que la marihuana en invierno, en exterior, no se desarrolla ni florece de igual forma que en primavera y en verano.  Las plantas crecen menos, puesto que disponen de menos horas de luz y sus cogollos son más pequeños y menos compactos, a causa de las bajas temperaturas. Por lo tanto, para obtener una buena cosecha debemos ofrecer a las plantas más cuidados y mimos que durante la época de primavera y verano.

Tendremos dos problemas principales con nuestro cultivo de invierno, menos horas de luz y las temperaturas bajas.

Las raíces de las plantas no pueden estar a temperaturas inferiores a 16º C, si esto sucede, la raíz dejará de asimilar alimento y por lo tanto la planta deja de crecer. Si plantamos en maceta es más fácil que las raíces se enfríen, mientras que si plantamos directamente en tierra (en suelo de campo) las raíces mantienen mejor el calor,  aunque fuera haga frío.

Para obtener una buena cosecha debemos ofrecer a las plantas más cuidados y mimos.

Cultivo de marihuana en macetas

Si se cultiva en maceta podemos dejar que las plantas tomen todo el sol que sea posible, durante el día, y por la noche ponerlas en una habitación sin ningún tipo de luz, de este modo no sufrirán las bajas temperaturas. En esta habitación debemos renovar el aire mediante un ventilador oscilante, así como controlar la humedad para que no aparezcan hongos. Asimismo, también las podemos tapar con un plástico, durante la noche.

Cultivo de marihuana en invernadero

Otro sistema para cultivar en invierno en exterior es el invernadero, donde también podemos plantar en macetas o en tierra. Al utilizar un invernadero, se pueden controlar mejor las condiciones de cultivo, como la temperatura y la humedad, lo que permite un mayor control sobre el crecimiento y el desarrollo de las plantas de cannabis.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el cultivo de marihuana en invernadero en invierno también presenta desafíos únicos. En particular, es posible que se necesite una iluminación adicional para compensar la menor cantidad de luz solar disponible durante los meses de invierno. Además, es importante prestar atención a las condiciones climáticas y asegurarse de que las plantas estén protegidas de las heladas y otros eventos climáticos extremos.

Al elegir las variedades de semillas de marihuana para cultivar en invernadero en invierno, es importante seleccionar aquellas que sean resistentes al frío y que tengan una capacidad de floración temprana. Algunas variedades adecuadas para el cultivo de invierno incluyen la Northern Lights, la Blue Mystic y la Amnesia Haze.

En general, el cultivo de marihuana en invernadero durante el invierno puede ser una opción interesante para los cultivadores que deseen prolongar la temporada de cultivo. Al controlar cuidadosamente las condiciones de cultivo y elegir las variedades adecuadas, es posible cultivar marihuana de alta calidad durante los meses de invierno.

Como solucionar el problema de la luz

Para resolver el problema de las horas de luz o fotoperiodo vamos a tener que engañar a las plantas, para que crean que el día es más largo de lo que es en realidad. Para esto tendremos que poner a las plantas bajo luz de bombillas, cuando finalice el día. Nos puede servir una bombilla normal de bajo consumo de 15 w por cada metro cuadrado de cultivo, al menos durante 3 o 4 horas al día, a lo largo de 4-6 semanas.

Con este sistema de la luz artificial conseguiremos que crezcan algo más, que cuando solo reciben la luz del día. Hay que dejar de proporcionarle esta luz extra, cuando queramos que las plantas empiecen a florecer. Nos puede servir una bombilla normal de bajo consumo de 15 w por cada metro cuadrado de cultivo, al menos durante 3 o 4 horas al día, a lo largo de 4-6 semanas.

Decir, que este cultivo se puede hacer en zonas donde el invierno no es demasiado frío. En lugares donde haga mucho frío o hiele con frecuencia se deben seguir sistemas que abriguen y protejan más a nuestras plantas.

Cultivo en interior en invierno

Si no cultivamos en exterior, no tenemos más remedio que cultivar bajo lámparas de sodio. Con este sistema las plantas se van a desarrollar a gran velocidad y van a florecer muy bien, ofreciéndonos un buen rendimiento en poco tiempo.

En stock, envío inmediato

Bombilla Lumatek HPS DE PRO de Lumatek
Añadir al carrito

En stock, envío inmediato

Bombilla Lumatek HPS de Lumatek
Ver

En stock, envío inmediato

Bombilla Philips 1000 W Son-t de Philips
Añadir al carrito

En stock, envío inmediato

Bombilla HPS Sylvania Grolux Mixta de Sylvania
Añadir al carrito

En stock, envío inmediato

Bombilla Philips Master Greenpower T 600W El400 V de Gavita
Añadir al carrito

En stock, envío inmediato

Bombilla Sylvania HPS TS de Sylvania
Añadir al carrito

En stock, envío inmediato

Bombilla Lumatek MH Crecimiento de Lumatek
Añadir al carrito

En stock, envío inmediato

Bombilla Philips Son-T Pia Plus de Philips
Ver

Las plantas de marihuana funcionan de diferente modo cultivadas bajo focos, puesto que con ellos les estamos ofreciendo el sol de pleno verano todos los días. Puesto que estarán en su clima preferido, nos van a recompensar con cogollos, grandes, pesados y cargados de resina. En verano se tiene que usar aire acondicionado para este tipo de cultivo, pero en invierno, estamos en la época perfecta para llevarlo a cabo y ahorrarnos el aire acondicionado.

Como mantener la temperatura de la zona de cultivo en invierno

La temperatura es uno de los aspectos fundamentales cuando se cultiva en invierno. Para un buen crecimiento de la marihuana la temperatura diurna debe encontrarse entre los 24-30 ºC y la nocturna entre los 18 y 22 ºC.

También debemos tener en cuenta que durante las 2-3 primeras semanas del periodo de floración, es mejor mantener una diferencia de temperatura pequeña, entre el día y la noche, para que las plantas produzcan un espacio entre nudos pequeño. Una diferencia de unos 4,2 ºC sería lo ideal. Una vez producidos estos internudos la diferencia de temperatura puede ser mayor, aunque no debe sobrepasar los 10 ºC.

Al cultivar en invierno se suelen dejar las luces encendidas por la noche, de este modo, con el calor que desprenden las luces podemos contrarrestar las bajas temperaturas nocturnas. Y se apagan durante el día, puesto que las temperaturas son más altas.

A pesar de que las temperaturas del día son más altas,  a veces no es suficiente para mantener a las plantas en el rango necesario, por ello es conveniente el uso de calefacción adicional y  de un termostato digital que nos ayude a controlar la temperatura. Al cultivar en invierno se suelen dejar las luces encendidas por la noche.

Como controlar la humedad en el cultivo de invierno

Controlar la humedad en el cultivo de invierno es esencial para prevenir problemas de moho y otras enfermedades. Aquí hay algunos consejos para controlar la humedad en tu cultivo de invierno:

  1. Utiliza un higrómetro: un higrómetro es un dispositivo que mide la humedad relativa del aire en tu invernadero o espacio cerrado de cultivo. Esto te permitirá monitorear la humedad y ajustar las condiciones en consecuencia.
  2. Utiliza un deshumidificador: un deshumidificador es un dispositivo que elimina el exceso de humedad del aire en tu invernadero o espacio cerrado de cultivo. Utiliza un deshumidificador para mantener la humedad relativa del aire en un nivel seguro.
  3. Asegúrate de una buena ventilación: una buena ventilación en tu invernadero o espacio cerrado de cultivo puede ayudar a reducir la humedad relativa del aire. Asegúrate de tener un flujo de aire adecuado para mantener el aire fresco y seco.
  4. Controla la temperatura: la temperatura en tu invernadero o espacio cerrado de cultivo puede afectar la humedad relativa del aire. Una temperatura más alta puede aumentar la humedad, mientras que una temperatura más baja puede reducirla.
  5. Utiliza materiales absorbentes: los materiales absorbentes, como el gel de sílice o el arroz, pueden ayudar a absorber la humedad del aire en tu invernadero o espacio cerrado de cultivo.

Recuerda, mantener la humedad adecuada en tu cultivo de invierno es esencial para prevenir problemas de moho y otras enfermedades. Presta atención a la humedad relativa del aire y ajusta las condiciones en consecuencia para asegurarte de que tus plantas de marihuana estén saludables y seguras.