Tu carrito
No hay más artículos en tu carrito

Envíos anónimos y gratis a partir de 30€ | Entrega en 24-48h

Tu carrito
No hay más artículos en tu carrito

Cómo hacer un estimulador de raíces casero

Hoy os vamos a enseñar un truco para hacer un estimulador de raíces casero rico en auxinas, para que lo pongas a prueba en el cultivo de tus plantas. Con este estimulador de raíces, conseguirás que tus plantas crezcan de manera ecológica y natural. ¡Te lo mostramos!

M. Mar
Actualizado: 04/05/2023 5956
Cómo hacer un estimulador de raíces casero
Compartir:

Hacer un estimulador de raíces casero

¿Qué son las auxinas?

Las auxinas son fitohormonas que regulan el crecimiento de las plantas. Provocan que las células de cualquier tipo de planta se alarguen. Por este motivo, las auxinas son uno de los principales componentes activos de muchos productos comerciales usados en la fruticultura para el enraizamiento de los esquejes de los tallos. Estas auxinas se concentran esencialmente en las zonas meristemáticas del ápice de los tallos y se mueven desde allí hasta diversas zonas de la planta, principalmente hacia la base. De este modo, al esparcirse hasta la base, consiguen que las plantas crezcan de manera gradual.

¿Cuál es el mejor estimulador de raíces del mercado?

En el mercado existen varios productos para la estimulación de las raíces en el cultivo de tus plantas de marihuana. Si tuviéramos que quedarnos con alguno ese sería BAC. El Estimulador de Raíces BAC es un producto diseñado para promover el crecimiento y desarrollo de las raíces de las plantas, lo que se traduce en un mayor desarrollo vegetativo y una mayor absorción de nutrientes.

Este estimulador de raíces contiene una mezcla de ingredientes naturales que incluye vitaminas, aminoácidos, ácidos húmicos y fúlvicos, que ayudan a mejorar la calidad y cantidad de las raíces de las plantas.

Al utilizar el Estimulador de Raíces BAC, las plantas tendrán raíces más fuertes y saludables, lo que les permitirá absorber mejor los nutrientes y el agua del suelo, lo que se traducirá en un crecimiento más vigoroso y una mayor resistencia a factores de estrés como la sequía o la salinidad del suelo.

En stock, envío inmediato

Estimulador de raíces BAC de B.A.C.
Añadir al carrito

¿Cómo hacer un estimulador de raíces casero?

A la hora de elaborar un estimulador de raíces casero para nuestras plantas podemos optar por diferentes sustancias naturales que reactivan o estimulan la emisión de raíces. ¡Te mostramos cuales!

Estimulador casero a base de café

elaborar-un-estimulador-de-raíces-casero

El café tiene una serie de cualidades que pueden participar en la estimulación del sistema radicular. Para obtener sus cualidades es necesario hervir los granos de café. Para comenzar, debemos coger un puñado pequeño de granos de café por cada medio litro de agua. Al hervir los granos, colamos el liquido y lo dejamos enfriar en la nevera. Cuando lo queramos utilizar, cogemos los esquejes, los agrupamos en puñados y sumergiremos la base durante unos minutos en el líquido colado del café.

Estimulador a base de lentejas

elaborar-un-estimulador-de-raíces-casero

La riqueza que aportan las lentejas es mucho mayor que los demás estimuladores caseros. Por eso se ha convertido en uno de los más valorados por los clientes. Las lentejas liberan una gran cantidad de hormonas que se encargan de estimular y potenciar el desarrollo radicular de las plantas.

Para preparar nuestro estimulador natural necesitaremos 100 gramos de lentejas que vamos a dejar germinar en un cuenco de agua durante el tiempo necesario. Una vez germinadas, batimos las legumbres con una batidora. Colocamos las lentejas batidas en el cuenco de vidrio y lo cubrimos con 2 litros de agua y unas gotitas de zumo de limón. Removemos uniformemente y medimos el pH hasta dejarlo en 5.5. Si el pH es mas alto, añadiremos más zumo de limón. Removemos todo bien otra vez y nos quedamos con el caldo. Pasamos un filtro de tela o papel para eliminar las partículas grandes nos han quedado.

Ya tenemos nuestro estimulador natural para enraizar esquejes.

Estimulador casero a base de cereales de trigo o soja

elaborar-un-estimulador-de-raíces-casero

Si preferimos las semillas de trigo o de soja como estimulador natural necesitamos sumergirlas en agua durante aproximadamente unas cinco horas. Pasado este tiempo, filtramos el agua y se guarda, a la vez que procedemos a retirar las semillas para posteriormente taparlas en un trapo húmedo, pudiendo así seguir su proceso de germinación. Le añadimos el agua retirada al día siguiente, se dejan sumergidas durante una hora y se vuelve a repetir el proceso.  Tras repetir varias veces el proceso y ver las semillas germinadas y con las raíces de, aproximadamente, un centímetro procederemos a triturar todo el conjunto hasta conseguir obtener una pasta. Filtramos la pasta y obtendremos el líquido rico en hormonas que nos servirá como estimulante de raíces casero.

Beneficios de fabricar estimulantes de raíces naturales caseros

Los beneficios de elaborar un estimulador de raíces casero para el crecimiento y floración de tu cultivo de cannabis son innumerables. La principal ventaja es que nos aseguramos de que el producto es 100% ecológico puesto que lo hemos elaborado nosotros mismos con nuestros propios ingredientes. Además, el tiempo de preparación no es excesivo y no nos va a suponer grandes esfuerzos, sin hablar de que los ingredientes son muy accesibles para cualquier persona.

Si conoces algún método para elaborar un estimulador de raíces casero que no te hayamos mostrado, escríbenos en los comentarios de abajo para compartirlo con nuestros lectores.