Tu carrito
No hay más artículos en tu carrito

Envíos anónimos y gratis a partir de 30€ | Entrega en 24-48h

Tu carrito
No hay más artículos en tu carrito

Fusarium en Cannabis: Cómo identificar, prevenir y eliminar este hongo

El artículo de hoy, va dedicado a una de las plagas del Cannabis que más preocupan a los cultivadores, el fusarium. Consiste en un hongo que vive en el suelo, en el sustrato, y que puede generar grandes daños en las plantas ya que pudre las raíces. En los casos más graves puede arruinar tu cultivo provocando la muerte de todas las plantas.

M. Mar
Actualizado: 14/05/2024 188
Fusarium en Cannabis: Cómo identificar, prevenir y eliminar este hongo
Compartir:

La prevención, una vez más, es la mejor alternativa para librarse de este temido hongo. Por ello, os aportamos información muy útil de cómo prevenirlo, como detectarlo y como eliminarlo.

¿Qué es el Fusarium?

Fusarium, hace referencia a un género de hongos filamentosos,  que habitan en el sustrato y que ataca el sistema de raíces de varios tipos de plantas, incluido el cannabis.

La Fusariosis es el nombre de la enfermedad generada en plantas por algunas de las especies de hongos del género Fusarium (fitopatógenas), que crecen en este caso como parásitos.

El hongo usualmente está presente en las regiones cálidas y tropicales del mundo. Se propaga a través del movimiento del agua y herramientas de jardín.

Una cosa a tener en cuenta es que este hongo puede permanecer latente durante muchos años en el sustrato y activarse cuando encuentra una planta huésped viable, como la marihuana y además el clima es cálido y húmedo. Por ello es complicado de detectar, debido a que pueden pasar años antes de que descubras que este hongo ha afectado tu cosecha.

La fusariosis es realmente una enfermedad muy nociva para la marihuana, afectando sobre todo a raíces y tallos. Las plantas infectadas pierden vigor, paralizan el crecimiento o la floración e incluso se secan seca la ramas o la planta entera dependiendo de cómo sea la intensidad del ataque.

El fusarium afecta a las plantas de cannabis en cultivos de interior, invernadero y exterior y puede generarse en todos los sustratos: tierra, coco, etc.

Cultivar hidropónicamente las plantas de marihuana es considerada una de las mejores maneras de prevenir el fusarium porque el hongo no puede sobrevivir sin el suelo.

No obstante, si no te gusta ese sistema de cultivo, tendrás que conocer cuáles son los factores que pueden desencadenar su aparición para poder prevenirlo.

¿Cómo actúa el Fusarium en la marihuana?

La colonización de este hongo, comienza en el suelo, por medio de las raíces llega al tallo, desplazándose después a todas las zonas de la planta por medio del sistema vascular.

El hongo Fusarium va colonizando  los conductos xilemáticos de las plantas, obstruyendo los vasos y evita la transmisión de agua y distribuyéndose hacia todas las partes de la planta. Este bloqueo provoca que se marchiten las hojas y los tallos, generando una necrosis y, en la mayoría de casos, muerte de la planta huésped.

¿Cómo se identifica el Fusarium o Fusariosis?

Vamos a comenzar con las señales que pueden indicar que nuestras plantas de Cannabis están infectadas de Fosarium. 

El hongo comienza atacando a las raíces. Obviamente, no podemos ver esto ya que las raíces están enterradas bajo tierra. Las raíces se pudren y comienzan a volverse de colo rojizo-marrón café. A los pocos días la raíz se vuelve leñosa.

El hongo bloquea el ingreso de agua y nutrientes a la planta. A medida que el síntoma empeora, comienza a ascender rápidamente hacia los tallos y también a descomponerse. Como resultado, la planta colapsará y morirá.

Una de las primeras señales que indican que una planta puede tener ester hongo, son las hojas decaídas, con manchas y al cabo de unos días, ver una rama completamente marchita.

En cuanto al tallo, este hongo ataca desde el interior del xilema, desde fuera se puede observar como una mancha de acuarela (traslucida) de una tonalidad marrón oscuro. Cuando el hongo avanza, observaremos que las hojas se encuentran decaídas como si les faltara agua y las ramas completamente secas.Si cortásemos el tallo, veríamos los haces vasculares de color marrón.

También podemos ver signos exteriores en el tallo, donde aparecerán manchas oscuras e incluso podemos ver como sale un liquido viscoso marrón oscuro. Cuando el hongo está muy extendido, veremos las hojas hacia abajo y decaimiento de la planta general. En estos casos el hongo penetra por medio de heridas o aberturas en el tronco.

Si miramos la planta con un microscopio de buena calidad, posiblemente veamos las esporas del hongo. No obstante debemos de tener cuidado de desinfectar muy bien el microscopio antes de observar otra planta para no contagiar a otras plantas. El contagio por medio de herramientas es muy fácil.

¿Cómo prevenir el Fusarium?

Siempre te recomendamos prevenir las enfermedades fúngicas antes de ver su aparición. Son realmente dañinas, porque son prácticamente imposibles de erradicar.

Ante una plaga de Fusarium, debes de deshacerte de las plantas infectada y vigilar las sanas, teniendo en cuenta que posiblemente estén infectadas también porque el hongo se expande rápidamente. Debes de vigilar las restantes plantas en busca de síntomas de Fusarium e intenta tratar el sustrato con Trichoderma .

Existen varias consideraciones que son importantes de tener en cuenta para evitar su desarrollo.

Control de Humedad y Temperatura

Como con cualquier otro hongo, el fusarium va a desarrollarse cuando el ambiente es húmedo y cálido. Por ello, va a ser prácticamente que aparezca si en nuestro cultivo llevamos un  control exhausto de la humedad y la temperatura.

La mejor forma de llevar el control  es monitorizar el cultivo con un higrómetro. Si éste nos indica que la humedad es elevada, usaremos un deshumidificador para mantener unos niveles correctos.

Como las plantas necesitan  menos humedad conforme se van desarrollando y floreciendo, es esencial controlar el cuarto de cultivo con regularidad.

Suelos ácidos (pH bajo) pobres en Nitrógeno y ricos en Potasio

Los hongos van a crecer mejor en suelos ácidos pobres en nitrógeno. Las plantas tienen menos defensas contra plagas y enfermedades.

Fungicidas para el Fosarium

Usa productos fungicidas, ya sea en el agua de riego o mediante aplicación foliar como medida preventiva.

Trichoderma

Uno de los mejores métodos para prevenir el Fusarium es aplicando un producto a base de Trichoderma.  Resulta eficaz, pero conviene aplicarlo en cada trasplante para asegurarnos que está presente durante todo el cultivo. No debe de usarse fungicidas ni productos químicos, ya que eliminarás las trichodermas.

Bioponic Mix de GHE

Green House Powder Feeding Enhancer

Streptomyces griseoviridis, compite por el sustrato y la rizósfera, y produce estreptomicina, antibiótico bacterio tóxico, se puede utilizar junto a tricodermas

Bactofil

El Bacillus subtilis cepa QST 713, eficaz además contra el oidio y la botrytis, es una bacteria gran positiva que produce metabolitos secundarios con propiedades anti fúngicas como la Iturina A y la surfactina. Se puede aplicar junto a tricodermas. Bactofil

Evitar el exceso de riego

Además de cortar el suministro de oxígeno en las raíces, el riego excesivo también promueve el crecimiento de cualquier hongo. Entonces, es esencial que riegues correctamente las plantas para evitar estos problemas comunes.

Limpia el Cuarto de Cultivo

Debes de intentar mantener limpio el cuarto de cultivo, invernadero o jardín exterior.

Deshazte de las hojas viejas del suelo. ya que las esporas pueden germinar también en materia vegetal muerta. Evita también los depósitos de agua o agua estancada.

Si vas a reutilizar las macetas de un cultivo a otro, lávalas muy bien con lejía y acláralas bien con abundante agua antes de usarlas. Deberemos limpiar todo el instrumental como podadoras, tanques de riego, etc. Mantén la higiene de las paredes y suelos del cultivo de interior.

Esterilizar herramientas de jardinería

Las enfermedades a menudo se propagan de un lugar a otro mediante el uso de herramientas de jardín que han estado en contacto con los hongos.

Por lo tanto, asegúrate de limpiar y esterilizar todos los utensilios que usas, así como los guantes de jardinería y la manguera de riego si la utilizas. Cuando se trata de detener el fusarium, necesitamos cubrir todas las bases.

Busca signos de infección

Controlar el estado de las plantas de marihuana es una parte importante de cuidarlas.

Sin él, no podremos saber si nuestras plantas están sufriendo una infestación por Fusarium. Pero, ¿cómo se ve una planta infectada? Como se mencionó, los dos síntomas principales son el marchitamiento y la pudrición de la raíz según el tipo de maleza.

Cámbiate de Ropa para entrar en el Cuarto de Cultivo

En cultivos de interior, debes de cambiarte la ropa y los zapatos antes de entrar. También debes de lavarte muy bien las manos  antes de tocar a las plantas. La higiene es esencial.

Detener la infección

Si bien puede ser inútil tratar las plantas infectadas, podemos intentar salvar las sanas si nos movemos rápido.

Lo primero que debemos es deshacernos de las plantas infectadas. Podemos intentar aplicar tricodermas a las sanas y algún producto para hongos (como extracto de neem). No obstante, es muy probable que al final el virus se expanda también a las sanas y tengas que elimarlas. Porello, lo mejor es comenzar con un nuevo cultivo.