Tu carrito
No hay más artículos en tu carrito

Envíos anónimos y gratis a partir de 30€ | Entrega en 24-48h

Tu carrito
No hay más artículos en tu carrito

Fertilizantes minerales para el cultivo de marihuana

Empecemos por conocer cuáles son los fertilizantes minerales que necesita la marihuana. Como ya sabrás, las plantas de marihuana requiere de tres macronutrientes que son el Nitrógeno, el Fósforo y el Potasio como base para su crecimiento y nutrición

J. Matilla
Actualizado: 28/11/2023 482
Fertilizantes minerales para el cultivo de marihuana
Compartir:

¿Qué son los fertilizantes y por qué son esenciales? 

Los fertilizantes, o abonos, como también los conocemos, son compuestos orgánicos o inorgánicos que contienen los nutrientes que necesitan las plantas de forma asimilable por ellas para mejorar, mantener o incrementar el contenido del suelo y así estimular el crecimiento de las mismas. Los fertilizantes son esenciales porque aportan sustancias ricas en nutrientes para mejorar el suelo y aportar a las plantas los nutrientes necesarios para que los cultivos se desarrollen de manera adecuada y aporten la mayor productividad.

Importancia de los fertilizantes en la agricultura

Podemos afirmar que los fertilizantes aportan los nutrientes que la tierra o los sustratos necesitan para mejorar la producción y el rendimiento de los cultivos. Además, mejora la fertilidad de los suelos que han sido sobreexplotados y aporta bienestar a la tierra estresada.

Diferencia entre fertilizantes naturales y químicos

Los fertilizantes naturales son aquellos de origen animal y vegetal y los químicos son los que se obtienen mediante procedimientos mecánicos en la industria

Clasificación de los fertilizantes minerales

Dentro de los cultivos de la marihuana existen tres tipos de fertilizantes minerales:

Fertilizantes de crecimiento, que son los que usamos una vez la planta ha germinado

Fertilizantes de floración, que pasamos a usar cuando la planta comienza a echar las flores que luego se convertirán en cogollos.

Enraizantes, que usamos durante toda la vida de la planta para generar un complejo sistema de raíces desde donde la planta se nutrirá toda su vida.

Composición y concentración de fertilizantes minerales

Para el cultivo de la marihuana, la composición más utilizada de nutrientes es la NPK, que es una combinación de Nitrógeno, Fósforo y Potasio. Pero no todas las fases del cultivo necesitan la misma concentración de dichos nutrientes. Por ello, cuando las plantas apenas son un esqueje, vamos a necesitar un formato de concentración de NPK de 2:1:2. Una vez pasamos a la fase vegetativa aumentamos la dosis hasta un 4:2:3 para darle un impulso al crecimiento. Una vez estamos a mitad de la fase vegetativa vamos a darle una subida de 10:5:7 para desarrollar plantas con hojas fuertes y saludables, pasando a 10:5:7. El alto nivel de Nitrógeno desarrollará plantas con fuerte follaje verde y frondoso que puedan convertirse en enormes cogollos una vez que la planta entra en fase de floración. Terminando la fase vegetativa debemos comenzar a disminuir los niveles de nitrógeno a un 7:7:7

Cuando nuestro cultivo entre en fase de floración, nuestras plantas necesitarán más potasio que nitrógeno para que las flores sean más grandes y contienen más resina. En las primeras semanas, podemos optar por un abono 5:7:10, pasando y subiendo a un 6:10:5 en las semanas cumbre de la floración. Una vez entremos en las últimas semanas, iremos reduciendo el nivel de nutrientes para dar lugar al lavado de raíces que debemos hacer antes de realizar la cosecha y trabajaríamos con una proporción de 4:7:10

Tipos de fertilizantes minerales sólidos

Dentro del grupo de fertilizantes minerales sólidos podemos encontrarnos en el mercado varios tipos como son los abonos completos y aquellos que ejercen de suplemento a los sustratos

El grupo de minerales sólidos completos está compuesto por aquellos que llevan nitrógeno, fósforo y potasio y los fertilizantes de suplemento pueden ser el guano, el humus de lombriz o la harina de huesos

Abonos simples vs. Abonos compuestos

Como su propio nombre indica, los abonos simples son aquellos que están formulados con un solo compuesto: nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y los abonos compuestos son aquellos que se componen de estos compuestos en diferentes proporciones. Normalmente, encontrarás en el mercado abonos compuesto NPK (nitrógeno, fósforo y potasio) y Cal Mag (compuesto de Calcio y Magnesio.

Fertilizantes naturales vs. Fertilizantes químicos

A lo largo de este punto vamos a ver las diferencias en nuestro cultivo que pueden generar el uso de los fertilizantes naturales y los químicos

Ventajas y limitaciones de los fertilizantes químicos

Velocidad de absorción. Los fertilizantes naturales se absorben más lentamente que los fertilizantes líquidos, lo que puede ser una ventaja o desventaja dependiendo de tu experiencia en el cultivo del cannabis

Agotamiento del sustrato. Los fertilizantes químicos acaban anulando la fertilidad del suelo, mientras que los orgánicos permiten el trabajo para poder restaurarlos. Los fertilizantes químicos pueden llegar a modificar el sabor de la marihuana en el caso de que pueda haber un mal uso, aunque no llegue a echarse a perder el cultivo.

Los fertilizantes químicos pueden llegar a contaminar los acuíferos en caso de no desechar el agua de riego de manera adecuada.

Beneficios y desafíos de los fertilizantes naturales

Son los que nos pueden provocar un mayor desembolso, pero a su vez nos puede proporcionar un mejor cultivo. Sin embargo, debemos tener en cuenta si el cultivo es de exterior o interior, ya que de ello dependerá que usemos fertilizantes sólidos (exterior) o líquido interior, por aquello de la solubilidad y el tiempo de absorción. Los inconvenientes pueden ser que al ser menos solubles de lugar a plantas con alguna carencia o plantas estresadas.

Son biodegradables y mejoran el sabor de tu marihuana.

Consejos para elegir el fertilizante adecuado para marihuana

A la hora de hacer una compra de fertilizantes para el cultivo de marihuana, lo primero que tenemos que conocer muy bien el tipo de suelo donde vamos a sembrar nuestras plantas y sus características, conociendo su pH, su EC y los nutrientes ya presentes en el mismo, ya que si no hacemos esto pecaremos de sobre fertilizar la planta.

Análisis de suelo y elección de fertilizantes

Cuando realizamos un análisis a nuestro sustrato debemos elegir aquel que tenga un nivel de pH entre 6 y 7  y que sea una tierra ligera que permita la absorción de agua y mantenga los niveles de oxígeno. Una vez sepamos las características de la tierra con la que vamos a trabajar, estaremos en condiciones de seleccionar aquellos fertilizantes que aporten las carencias que tiene nuestro sustrato y aquellos otros que resten proporciones excedidas de nutrientes.

Aplicación y dosificación adecuada

Es muy importante que una vez sepamos las carencias y excesos de nuestro suelo, apliquemos los fertilizantes elegidos para nuestro cultivo, respetando la dosificación que nos indican los fabricantes de los productos, ya que una aplicación inadecuada puede echar a perder nuestro cultivo en cuestión de horas.

Preguntas frecuentes sobre fertilizantes y cultivo

¿Cuáles son los fertilizantes minerales más efectivos?

Los fertilizantes más efectivos son aquellos que contengan la dosis adecuada de NPK según el estado de la planta y según el suelo en la que la tengamos sembrada

¿Cuándo y cómo aplicar fertilizantes al cultivo de marihuana?

Muchas veces el estado de nuestras plantas, de sus hojas nos avisará si nuestra planta necesita algún aditivo para mejorar su crecimiento y floración