Tu carrito
No hay más artículos en tu carrito

Envíos anónimos y gratis a partir de 30€ | Entrega en 24-48h

Tu carrito
No hay más artículos en tu carrito

¿Cómo y cuándo hacer un lavado de raíces a tus plantas de marihuana?

¿Qué es un lavado de raíces?

Un lavado de raíces en una planta de marihuana es cuando realizamos un regado de agua corriente durante un rato considerable para que haga un buen drenaje y eliminar todos los nutrientes de la tierra.

M. Mar
Actualizado: 05/10/2023 373
¿Cómo y cuándo hacer un lavado de raíces a tus plantas de marihuana?
Compartir:

Importancia y aplicabilidad en el cultivo de marihuana

¿Qué buscamos al hacer un lavado de raíces? Pues con el lavado de raíces vamos a eliminar cualquier resto de nutrientes o minerales en el sustrato de nuestras plantas para dejar el terreno limpio y te preguntarás ¿para qué? Pues porque cuando tú eliminas los nutrientes de la planta, fuerzas a esta a consumir los nutrientes residuales que puedan quedar en la planta y usar esa energía residual que queda en la planta. Así nos aseguramos que la planta no se pueda echar a perder.

Momento apropiado para el lavado de raíces

La fecha en tu calendario para realizar un lavado de raíces debería de ser justo dos semanas antes de la cosecha. Si tus plantas tienen un periodo de floración de 8 semanas, el lavado debería realizarse en la semana 6 desde que tus plantas empiezan a florecer. Pero para estar totalmente seguros de cuando hacer el lavado, sería interesante analizar los tricomas de tus plantas para acertar de lleno cuando es el momento perfecto para hacer el lavado.

En stock, envío inmediato

Atazyme de Atami
Añadir al carrito

Aplicaciones del lavado en distintas fases del cultivo

También es beneficioso para restaurar la tierra en la fase del crecimiento, sobre todo si ves que tus plantas empiezan a amarillear por las puntas de las horas o a marchitarse, lo que nos podría indicar que estamos quemando la planta, o lo que es lo mismo, sobre fertilizándola. Podríamos usar un lavado de raíces para eliminar el problema, aunque has de conocer muy bien el proceso, ya que puede ser una medida dramática.

Un exceso en el uso de fertilizantes puede provocar un bloqueo de nutrientes y las plantas no podrían obtener su alimento del sustrato donde están sembradas. El bloqueo de nutrientes puede deberse a un exceso de sales o un nivel erróneo del pH. Ahí es cuando entraría el proceso del lavado de raíces, ya que el agua empleada arrastraría los nutrientes y así las raíces obtendrían nuevos nutrientes para alimentarse. Este bloqueo puede prevenirse realizando un lavado de raíces de manera rutinaria una vez antes de iniciarse la floración y otra en medio de dicha fase y así reduciremos la probabilidad de que ocurra el bloqueo de nutrientes.

Técnicas y herramientas para el lavado de raíces

Realizar un lavado de raíces a nuestra planta de marihuana puede ser relativamente fácil. Tocaría hacerlo cada vez que haya que abonar la planta. Usaríamos agua del grifo, que normalmente tiene un nivel de pH saludable, aunque podemos cerciorarnos antes con un medidor de ph y si no es así, podemos tratar el agua para corregirlo. Para realizar el lavado de raíces aportaremos agua la planta hasta encharcar el suelo, dejamos que la planta absorba los nutrientes durante un tiempo y volveremos a encharcar la planta y aclarar las raíces. Para comprobar que lo estamos haciendo bien observaremos el color del agua que sale por debajo y deberá estar sucia y manchada. Para ayudarnos podemos usar un medidor de TDS y de conductividad. El agua sucia tendría que tener unas 1300 ppm y 2.5-3,0 mS/cm de conductividad eléctrica y seguir regando la planta hasta que baje a 50 ppm y 0,0-0,2 mS/cm y ahí habría terminado el proceso de lavado de raíces. Además, podremos observar que el agua ya es más limpia y clara.

En cultivos hidropónicos es mucho más sencillo todo este proceso que en sustrato, ya que valdría con drenar el sistema y añadir agua pura de pH y CE. Este proceso es mucho más rápido. 

En stock, envío inmediato

Cannazym de Canna
Añadir al carrito

Impacto del lavado de raíces en los nutrientes y compuestos de la planta

Tras realizar un lavado de raíces para evitar un bloqueo de nutrientes, podemos llegar a observar que nuestra planta pasa a tener una tonalidad verde muy oscura, lo que nos podría indicar que nuestra planta tenga exceso de nutrientes. Ahí entrarían en juego las enzimas. Las enzimas son proteínas que nos ayudan a catalizar las reacciones. Liberan almidón, carbohidratos y nutrientes que nos ayudarían al lavado del suelo en el caso de que el lavado de raíces no fuese del todo suficiente.

Casos en los que evitar el lavado de raíces

Únicamente se desaconseja el lavado de raíces cuando cultivas tus plantas en tierra ecológica enriquecida. Los sustratos ecológicos son capaces de aportar con regularidad en el tiempo los microorganismos, hongos y bacterias necesarios para el correcto alimento de la planta durante todo el proceso de floración, por lo que un lavado de raíces podría eliminar ese sistema de microorganismos y provocar que la planta no reciba el aporte necesario.