Tu carrito
No hay más artículos en tu carrito

Envíos anónimos y gratis a partir de 30€ | Entrega en 24-48h

Tu carrito
No hay más artículos en tu carrito

Jiffys ¿Qué son y cómo utilizarlos?

Los Jiffys son un gran aliado para muchos cultivadores que necesitan germinar semillas o enraizar esquejes. Para aquellos que no conozcan que son estas pastillas, les puede resultar bastante curioso que de ellas puedas comenzar a cultivar plantas de cannabis. Por este motivo, con este artículo trataremos de explicarte qué es un Jiffy y cómo puedes germinar tus semillas con ellos. ¡Comencemos!

M. Mar
Actualizado: 04/05/2023 4483
Jiffys ¿Qué son y cómo utilizarlos?
Compartir:

¿Qué es un Jiffy?

Los jiffys son pastillas compactas de turba prensada mezclada con tierra que vienen recubiertas de una fina malla y que se usan tanto para la germinación de semillas de marihuana como para el enraizamiento de esquejes. Su nombre puede resultar un tanto curioso, pero se debe a que estas pastillas fueron comercializadas por una empresa llamada Jiffy Group, de ahí que adquirieran su nombre.

Su funcionamiento es muy sencillo. Estas pastillas tienen que sumergirse en agua, donde se hidratan y aumentan de tamaño considerablemente, convirtiéndose de esta manera en un material esponjoso que funciona de sustrato para la semilla.

La semilla o el esqueje se introducen en el interior de un profundo agujero que se forma en la zona superior de la pastilla.

Ventajas de usar Jiffys

Usar jiffys para la germinación de semillas de cannabis tiene varias ventajas con respecto a otras formas de hacerlo. La principal de ellas es el ahorro de tiempo, espacio y dinero que supone germinar con ellas, ya que no es necesario usar macetas. De esta forma, podremos colocar un mayor número de semillas en un menor espacio.

germinar-semillas-marihuana-jiffy

Estas pastillas Jiffy son capaces de mantener una buena aireación, pero al mojarlas es necesario escurrirlas bien para deshacerse del exceso de agua que puedan contener en su interior y evitar que puedan llegar a pudrir la semilla o el esqueje.

Otra de las ventajas de usar Jiffys es la facilidad a la hora de trasplantar la planta. Una vez que comiencen a aparecer las primeras raíces, la planta estará lista para moverla a una maceta y para continuar el proceso.

¿Qué tipos de Jiffys hay?

tipos-de-jiffys

En el mercado existen diferentes tamaños de jiffys con diámetros que oscilan entre los 24, 33 y 41 mm.

El tamaño que uses para la germinación de semillas de cannabis es indiferente, aunque normalmente los más utilizados suelen ser los de 24 y 33 mm de diámetro. Ambos tamaños puedes adquirirlos en cajas de 2000 unidades o de manera individual a través de nuestra tienda online.

El tamaño de 41 mm suele ser utilizado tanto para la germinación de semillas como para el enraizamiento de esquejes, aunque este diámetro suele ser el elegido por muchos cultivadores que desean enraizar esquejes.

Cómo germinar semillas de cannabis con jiffys

germinar-con-jiffy

Prepara el agua

Como hemos comentado anteriormente, el primer paso que debemos llevar a cabo es el de sumergir las pastillas Jiffy en agua para que tomen agua y expandan su tamaño.

A la hora de preparar el cubo de agua donde introduciremos las pastillas, es recomendable ajustar primero el pH del agua en un valor que oscile entre 5.5 y 6. Para hacerlo puedes usar medidores de pH como el Adwa Ad11. Dependiendo del valor que obtengamos, si necesitaras bajar el nivel del pH del agua puedes usar Ph Down Bloom, mientras que si necesitas subirlo, puedes usar Ph Up (+) de Agrobeta.

Introduce las pastillas Jiffy en el interior del cubo de agua

Una vez tengas el pH controlado, introduce los Jiffys en su interior de manera que el agua cubra toda su superficie y espera a que se hinchen. Este proceso de absorción del agua suele tardar aproximadamente de 7 a 10 minutos.

Escurre el exceso de agua

Este paso es muy importante para el futuro de la geminación o el enraizado de esquejes. Una vez que el jiffy coja toda el agua que necesita, lo sacamos del cubo y escurrimos el exceso de agua que haya absorbido la pastilla.

Es importante que no lo escurras demasiado hasta dejarlo completamente seca. Recuerda que es necesario que esté un poco húmedo, pero que no chorree agua cada vez que lo manipulemos.

Colocar la semilla en el interior del Jiffy

Una vez escurrido el Jiffy, habrá que colocarlo en una posición vertical sobre una bandeja, asegurándonos de que el agujero se coloque hacia arriba e introduciendo la semilla o el tallo del esqueje en su interior.

Colocar el tallo del esqueje o la semilla dentro del agujero asegurándote de que la parte gruesa es la que queda más cerca de la superficie, ya que es por ahí por donde saldrá el tallo a la superficie.

Esperar a que la semilla germine ¿Cuánto tiempo tarda una semilla en germinar?

Para que la semilla germine de manera correcta es necesario mantenerla en un propagador con una temperatura que ronde los 22º de 2 a 7 días, que es el plazo aproximado que tarda en germinar la semilla.

Durante este periodo de tiempo, es necesario que la luz no incida sobre la semilla, por lo que deberíamos colocar el propagador o invernadero en una habitación oscura.

Además, es recomendable revisarla para tratar de mantener la humedad del interior. Si notas que se encuentra un poco seca, mójala un poco con un pulverizador.

Una vez que la planta asome a través de la semilla, esta necesitará poder respirar. Para ello, solo tienes que abrir las rejillas que tiene el propagador para que la planta pueda obtener todo el oxígeno que necesita.

¿Cuándo y cómo trasplantar desde una pastilla Jiffy?

trasplantar-jiffy

Trasplantar desde un Jiffy a una maceta es un proceso bastante sencillo, además, la planta está libre de cualquier tipo de daño.

La planta estará lista para el trasplante cuando las raíces asomen a través del Jiffy. Si tu planta aun no cuenta con raíces, puedes optar por pulverizarla con un estimulador de raíces mezclado con agua. De esta forma conseguirás que se acelere el proceso.

Para llevar a cabo este proceso necesitarás elegir un buen sustrato para plantas de marihuana, colocarlo en una maceta y hacer un agujero en medio del sustrato para colocar el Jiffy.

Una vez colocado el Jiffy, tendremos que cubrirlo levemente (no es necesario que esté cubierto por completo) y regalo.

Conclusión 

Cultivar con Jiffy es un proceso muy sencillo que hace más fácil tanto la germinación de las semillas como el enraizamiento de esquejes. Desde MatillaPlant te animamos a probarlos para que veas de primera mano sus ventajas y beneficios.